Artículo 3: Survival and long-term outcomes following bioprosthetic vs mechanical aortic valve replacement in patients aged 50 to 69 years

Este es un artículo del JAMA de 2014 donde se comparan dos tipos de próstesis de válvulas aórticas: biológicas y mecánicas, en pacientes de una edad intermedia donde hay controversia acerca de cuál de las dos es la mejor opción.

El estudio es interesante, desde el punto de vista estadístico, como un ejemplo de Propensity Score Analysis.

El Abstract del estudio es el siguiente:

IMG_0228

En la siguiente tabla se muestra una descriptiva y un análisis comparativo de los dos grupos observacionales que se quiere comparar. Tenemos también el valor de diferencia estandarizada en tanto por ciento. Esto es interesante para hacer una visión unitaria de las diferencias entres ambos grupos. Pensemos que cada variable tiene escalas diferentes. Estandarizando igualamos las escalas y por lo tanto podemos ver en qué variables relativamente encontramos más o menos diferencias entre los dos grupos.

IMG_0229

 Como puede observarse entre los dos grupos hay importantes diferencias. Diferencias que podrían generar confusión a la hora de interpretar las variables resultado. Por eso se aplica un Propensity Score Analysis. Para ver el mecanismo de esta interesante técnica puede leerse el Tema 24: Análisis de propensiones (Propensity Score Analysis).

Observemos la significación de la diferencia en primer lugar, y, después, el peso de esta diferencia, observando la diferencia estandarizada. En la edad y en la distribución por años de cirugía es donde se produce más diferencias.

Después de hacer el Propensity la tabla obtenida ahora es, con la estadística descriptiva, el p-valor de la comparación y la diferencia estandarizada es bien diferente:

IMG_0231

Observemos ahora la enorme homogeneidad que hay entre los dos grupos a comparar. La muestra se ha reducido. Es verdad. Esto es habitual en el Propensity Score Analysis. Suele fijarse un mínimo de semejanza para incluirse y esto provoca que algunos casos no tengan un control lo suficientemente próximo.

Un aspecto técnico a destacar en esta comparación entre los dos grupos es que estos autores han llevado al extremos máximo posible la idea de matching, la idea de apareamiento, del Propensity Score Analysis, porque las dos muestras obtenidas de tamaño 1001 no las trabajan como muestras independientes sino como muestras apareadas, como si en lugar de tener 2002 individuos tuviéramos 1001 a los que se les ha puesto dos prótesis al mismo tiempo. Esto es discutible. En principio este análisis sirve para homogeneizar grupos pero no para hacer este salto metodológico tan importante.

Una vez se tiene esos dos grupos ahora ya es cuestión de compararlos. Con toda la tecnología habitual en este tipo de estudios en Medicina: Curvas de supervivencia. Número de incidencias. Etc. Como puede verse a continuación:

IMG_0226IMG_0227

 

Como puede verse en estos gráficos y en las conclusiones del estudio en 15 años de seguimiento de estos pacientes no hay diferencias en la mortalidad ni el la incidencia de ictus y la única diferencia es que las prótesis biológicas tienen una mayor incidencia de reoperaciones y las mecánicas una mayor incidencia de hemorragias mayores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s